Abrí los ojos y me invadió un terrible dolor de cabeza. La habitación estaba demasiado iluminada. Los ojos se me irritaron. Mi mente se llenó de recuerdos difusos, pero divertidos. Había sido una noche excepcional. Me di vuelta y vi una musculosa espalda junto a mí. Tuve que esperar unos minutos hasta que mis neuronas hicieran sinapsis y recordara con quién había dormido. También me costó reconocer la habitación. Luego, al ver el cabello rubio, lo recordé. Michael. Un joven que conocía desde hacía tiempo, y teníamos una especie de amorío casual y superficial. Nunca dormía con completos desconocidos, lo tendría que haber visto más de una vez. Me volví a acostar, derrotada, esperando que viniera el golpe. Siempre que me despertaba con un extraño, siempre después de noches así, por la mañana se me desgarraba el corazón recordando lo hermoso que era dormir con él. Ningún cuerpo se amoldaba tan bien al mío como el suyo, y su aliento matutino era lo más agradable que nunca había sentido. Sus besos me despertaban, y al abrir mis ojos tenía su sonrisa, su mirada y su pecho desnudo cerca mío. Y era en esos momentos cuando el golpe me asestaba en el corazón y me destrozaba el cuerpo en un inmenso dolor, sintiendo la impotencia de que tal vez nunca encontraría a alguien como él. Se me había llevado la vida. En su momento yo había creído que él había nacido para mí, que todo él era la pieza de rompecabezas que me completaba. Tocar su piel era sentir electricidad y química. Pero me había dejado, por que no me amaba más.

Esperé, y esperé. Mis ojos estaban cerrados, fruncidos, esperando el golpe que me desangraría. Ya casi podía sentirlo. Me di la vuelta, desconcertada de no haber sentido nada. Y ningún golpe ocurrió. Sentí un cuerpo caliente contra el mío, que me abrazaba. Por primera vez, casi en tres meses, pude sonreír luego de una noche.
Me di la vuelta para besar aquél rostro tan atractivo. ¿Todavía duraba el efecto del alcohol, de la noche? ¿O estaba empezando a ser libre de verdad?
Isabella

Comments
One Response to “ ”
  1. Keila- says:

    quizás pudiste aceptar que ya lo olvidaste o lo debes olvidar a aquel que te dejo de amar.

    En estos días de lluvias no sabes las ganas que me invadieron de dormir abrazada a él, y con tu entrada ni te digo!

    te sigo :)

Leave A Comment

Followers

About Me

Mi foto
Aprendiz de Bruja
Neo-Boheme. Heartbroken poetry soul Scientific name: Slut, biatch, FRIEND. Temporary Anesthesia: Alcohol, Party&Sex (not w a totally unknown) Cure: A new Love (hard to find) Adictions: Sex, Party Talents: Fashion, Music, Sports, Parties Deffects: Scared of Love, unfaithful, bad, mad Hate: Maths, Physics, Bugs, Boring saturday nights Love: Books, Music, Boys Catch Phrases: "I get what I want" or "YES!!" Secret: Heartbreak and deep sadness
Ver todo mi perfil