Not to be

“… pero a veces una mirada ingenua sobre lo más obvio y cercano, en lo que antes no nos habíamos fijado, nos permite descubrir aspectos nuevos de lo que siempre hemos tenido a nuestro lado.”







Los seres humanos nos hemos extendido de tal forma sobre la Tierra, sometiendo a otras especies animales bajo nuestro dominio, que nos sentimos los reyes de la creación. El hombre ha modificado la superficie del planeta construyendo ciudades, carreteras, presas, desviando el curso de los ríos, suprimiendo la vegetación, estableciendo cultivos, domesticando animales, de tal manera que parece que la Tierra es nuestro terreno privado. De este modo alteramos la vida de otras especies animales y vegetales, y mientras a unas las favorecemos y modificamos, a otras las llevamos a su extinción. Nos desplazamos a gran velocidad sobre la superficie del planeta, hasta poder encontrarnos en pocas horas a miles de kilómetros, o conseguimos comunicarnos casi instantáneamente con otros hombres que viven muy alejados. Nos sentimos, en definitiva, los dueños de la Tierra y, quizá con el tiempo, del universo más próximo que hemos comenzado a explorar.

Al ser capaces de reflexionar sobre nuestras acciones y sobre sus consecuencias nos hemos considerado seres excepcionales dentro de la naturaleza, sintiéndonos no sólo por encima de los restante seres vivos, sino diferentes y únicos. Hemos creado dioses, atribuyéndoles lo que consideramos nuestras mejoras cualidades, y damos por supuesto que tenemos con ellos relaciones especiales, distintas de las de los otros animales. Las tradiciones religiosas de casi todos los pueblos sostienen que el hombre ha sido creado de manera especial y para dominar sobre la naturaleza. Así el Génesis, el libro primero de la Biblia, que recoge la tradición judaica, explica la creación del hombre de este modo:

“Dijose entonces Dios, - Hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza, para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielos, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra y cuantos animales se mueven sobre ella. Y creó Dios al hombre a imagen suya.”

En las tradiciones religiosas, la creación del hombre y de los animales son hechos claramente diferenciados, y sólo el hombre tiene alma, lo que le coloca a una distancia insalvable de los restantes animales. […], estamos tan acostumbrados a concebir la naturaleza como algo que está a nuestro servicio y que depende de nosotros que frecuentemente seguimos olvidando que sólo somos una parte de ella, sometidos a las leyes que la rigen, y por tanto que somos objetos entre los objetos y seres vivos entre los seres vivos.

Juan Delval, “El puesto del hombre en la Naturaleza”

Quería dejarles este texto que leí en Psicología Evolutiva de la Niñez,

Que a mí me pareció hermoso tanto en la forma que está escrito como el significado que tiene.

Mi ausencia se debe a demasiado estudio, fisioterapia y una especie de novio al que atender.

Paz.

Comments
4 Responses to “Not to be”
  1. Muy interesante el texto!

  2. Crei k lo k más cerca tenemos es en lo k menos nos fijamos -.- ufffs la verdad esk es una lastima k para darnos cuenta de lo k tenemos la mayoría de las veces tenemos k perderlo...
    Besotes y cuidate!!!

  3. Ojalá más gente se diera cuenta de esto...

  4. Swanheart says:

    Los humanos son unos hijos de puta, muy pocos se rescatar & quieren para con las boludeces que hacen los demás. Están ''cagandose'' en su propio hogar & todavía no lo saben :S

Leave A Comment

Followers

About Me

Mi foto
Aprendiz de Bruja
Neo-Boheme. Heartbroken poetry soul Scientific name: Slut, biatch, FRIEND. Temporary Anesthesia: Alcohol, Party&Sex (not w a totally unknown) Cure: A new Love (hard to find) Adictions: Sex, Party Talents: Fashion, Music, Sports, Parties Deffects: Scared of Love, unfaithful, bad, mad Hate: Maths, Physics, Bugs, Boring saturday nights Love: Books, Music, Boys Catch Phrases: "I get what I want" or "YES!!" Secret: Heartbreak and deep sadness
Ver todo mi perfil