Era una época muy dura en la nublada Inglaterra. Mamá, gracias al cielo, había podido falsificar nuestras identidades. Le habíamos fallado a nuestra religión, pero seguíamos con vida. Mi nuevo nombre era Annie Lobers,de religión católica y descendencia alemana por parte de mi madre.También nos habíamos desligado de papá, que seguramente se encontraba peleando con todo su valor en los campos de batalla.
Era 1940, y habíamos conseguido trabajar en el centro de Londres, como vendedoras ambulantes. Mamá, mi hermana y yo, eramos conscientes de lo afortunadas que éramos. Podríamos haber terminado en un campo de concentración, ya que éramos judías. Mas allá de eso, el día a día no era fácil. Debíamos trabajar duramente todo el día para poder comer bien, y vivir medianamente bien. Y muchas veces sufríamos a causa de los soldados alemanes, que nos trataban con desdén en algunas ocasiones. Mamá y Sophie eran más sumisas, pero yo tenía una furia incontrolable dentro mío hacia aquéllos seres, quienes invadían nuestras tierras y además nos trataban como animales.
Era una mañana bastante fría, pero a comparación de los grados bajo cero que venían haciendo durante esa semana, fue un respiro ver el sol. Estaba llegando a la tienda con las cajas de mercadería, cuando en un descuido, choqué contra una masa compacta. Caí al suelo junto con todas mis cajas, pero rápidamente,lo que yo creí que había sido una masa, me ayudó a levantar mis cosas. Al levantar la vista para pedir disculpas, me callé al instante al ver un par de ojos azules y una cabellera rubia cortada al ras. Bajé un poco el rostro y vi una esbástica bordada al uniforme. Me sonrió burlonamente.
- Debería tener más cuidado, hermosa dama - me dijo con un acentro marcadamente alemán. No le contesté, tomémis cajas y seguí mi camino. - Aguarde, por favor - me tomó suavemente del hombro. Sentí que la piel se me quemaba. Me di vuelta para decirle a aquél sujeto que dejara de molestarme, pero si intensa mirada me paralizó -. Sepa disculpar mi torpeza.
- E..está bien -balbuceé como pude. El muy estúpido rio, creyéndose que le tenía miedo.
- No acostumbro a ver mujeres tan bonitas por esta zona. ¿No le gustaría que nos conociéramos un poco más? -. "¡Por supuesto que no, imbécil, asesino!"
- Cla..claro.
- La recogeré a las siete de la tarde, en ésta tienda. Por cierto, mi nombre es Friederich.
Fui una estúpida, pero aquélla tarde volví. Me estaba esperando con ese excitante uniforme. ¿Quién sabe cuantas muertes había causado ese hermoso joven? Y sin embargo, me hervía la sangre cada vez que lo veía. Cenamos en un restaurant lleno de soldados alemanes, que saludaban a mi acompañante con aire de inferioridad. Mis dudas se despejaron al enterarme que era un oficial de rango muy superior.
Una vez terminada la comida, bajamos a la playa del río. Adoraba ese paisaje. Habíamos podido llegar a través del patio trasero de una abadía, todo gracias a Friederich. Durante la cena había conocido a su verdadero yo, y no al oficial Franz. Nos recostamos en la playa, mirando las hermosas estrellas.
- Ha sido agradable esta noche para mí, Annie.Y ha sido excelente ayuda para mi inglés en progreso -. Reí suavemente, pero pronto mi sonido se apagó al sentir un par de labios sobre los míos, y un cuerpo caliente sobre mi pecho. El sólo hecho de el leve e inoscente roce de labios, me encendió la piel y me hirvió la sangre.Casi podía sentirla ebullición en mis venas. Su lengua comenzó a ser mas intensa y sus manos más insistentes. Me criaron creyendo en que una dama debía decir que no, aunque ardiera de deseos. Pero mi cuerpo sólo respondió a mis instintos esa noche. Y nunca me arrepentí, ni me arrepentiría en un futuro.
Pasaron dos meses, con encuentros casi diarios.
- Me marcho la semana que viene, An. Debo ir a Polonia, a uno de los campos de concentración. Pero volveré por ti, lo prometo -. Y aquel alemán se fue de mi vida, a torturar, seguramente, a más personas. Y a pesar de todo yo lo amaba.
Fue la experiencia más fuerte demi vida,y estaba segura que volvería por mí y nos casaríamos cuando la guerra hubiese terminado.A él no le importaría mi verdadero origen, lo sabía. Y yo podría perdonarle todos los crímenes que hubiese cometido. Pasé tres largos meses, esperándolo con impaciencia y me latía fuerte el corazón cada vez que sentía que alguien llamaba a la puerta de casa. A mamáno le había gustado que estuviese saliendo por tanto tiempo con un soldado alemán, pero al ver el amor en mis ojos, lo aceptó sin pretextos.
Luego de dos años, la guerra no había acabado, y mi amor por Friederich tampoco. Mamá me había buscado infinidad de pretendientes, pero yo lo seguía esperando. El nunca regresó.
Luego de veinte años,conseguí nuevo marido. Tuvimos tres hijos, y nos sentíamos afortunados de haber podido salir adelante luego de la guerra, con una gigantesca franquicia de comida.
Era una mañana soleada en Londres, poco fría y habitual. Llevaba cajas de mercadería al nuevo local que acababamos de inaugurar, cuando choqué con una masa compacta. Todoas mis casas cayeron al suelo, pero mis ojos se quedaron congelados en aquélla mirada azul. Ahora había más arrugas a su alrededor, pero la hermosura seguía intacta.
- Vine por ti, Bianca -. Me sorprendió que me llamara por mi verdadero nombre. Me besó suavemente. Fue sorprendente como todavía era capaz de encender mi piel,mi sangre -. Tal vez habría sido más fácil encontrarte si no me hubieras escondido tu verdadera identidad. Me sonrió. Mis hijos y mi marido podrían esperar,pero allí estaba mi verdadero amor. Y había venido por mi.

Comments
2 Responses to “ ”
  1. Fernecito says:

    mmmm me parece que llego muy tarde,y a poner en duda su vida :/ pero bueno ,como termina la historia=¿?

Leave A Comment

Followers

About Me

Mi foto
Aprendiz de Bruja
Neo-Boheme. Heartbroken poetry soul Scientific name: Slut, biatch, FRIEND. Temporary Anesthesia: Alcohol, Party&Sex (not w a totally unknown) Cure: A new Love (hard to find) Adictions: Sex, Party Talents: Fashion, Music, Sports, Parties Deffects: Scared of Love, unfaithful, bad, mad Hate: Maths, Physics, Bugs, Boring saturday nights Love: Books, Music, Boys Catch Phrases: "I get what I want" or "YES!!" Secret: Heartbreak and deep sadness
Ver todo mi perfil