El alcohol había nublado bastante la vista de Brittany, y su andar era divertido. La gente la saludaba, y se reía con ella. Todos estaban ebrios. Y ella era la estrella. Freddie, el manager de la banda, les había prometido que las lanzaría a la fama con aquella super fiesta. Y ahora todo se basaba alrededor de ella y su banda. Habían causado furor con el recital, había cantado mejor que nunca. Y ahora, además de tener a todos sus amigos, estaba el chico de sus sueños, quien parecía bastante interesado en ella. No le importaba si era por su incipiente fama, o un deseo genuino. Ella tendría lo que quisiera, no le importaba a causa de qué.

El único posible problema era su ex, el que llevaba seis meses desaparecido y le había roto el corazón, dejándolo todavía en pequeños pedazos. Lo había visto entrar al recital mientras cantaba una canción de desamor, y comenzó a gritarla con tanto odio, que a todo el público se le puso la piel de gallina. Después lo había visto mientras se sacaban fotos para la nueva página oficial de la banda. Sus miradas de habían cruzado, y ambas tenía tanta tristeza y melancolía, que era imposible de ver. Por suerte no lo había vuelto a ver, y su creciente entusiasmo y con un poco de la ayuda del el licor de frutilla, había podido recuperar la felicidad.
Brittany iba camino al patio trasero, necesitaba un poco de aire. Además, el fotógrafo de la página no paraba de seguirla y tomarle fotografías. Se lo agradecía, de veras, pero era algo sofocante. En el camino se cruzó con ese par de ojos tan hermosos y con esa sonrisa luminosa. Era Cleyton, y llevaba tiempo queriendo conquistarlo.
- Hola - le dijo, con sus dientes deslumbrándola. Claramente, ebrio.
- Cleyton, gracias por venir -. Se le acercó, abrazando sus caderas. Fue entonces cuando el fotógrafo apareció y los cegó con sus flashes.
- ¿Algún lugar más privado? - le dijo al oído.
- Arriba, en una hora. La habitación del fondo. Aquí están las llaves - le dijo y siguió su camino, ya que seguía prefiriendo ir a tomar un poco de aire afuera. Salió y tomó asiento, con su botella fiel, en uno de los bancos. Sonrió. Que buena podía ser la vida. Y pensar que llevaba meses llorando al mismo idiota.
Fue entonces cuando alguien se sentó a su lado. Se volvió hacia esa persona, sonriéndole para agradecerle que hubiera asistido. Pero su cara se desfiguró al verlo. Al verlo sentado junto a ella, ¿quién se creía que era?
- ¿Qué haces aquí? - le preguntó Brittany, sin sacarse el disgusto y la sorpresa del rostro.
- Creí que me dirías gracias por venir, como le dices a todos -. Tomé un sorbo de mi botella - Quería decirte que suenan bien, y que cantas mejor de lo que me imaginaba. Nunca has querido mostrarme tu talento, por suerte lo he descubierto. Eres increíble -. Siguió al ver mi falta de respuesta.
- Gracias -.
- Pensé que te agradaría verme.
- Te equivocas.
- Mira, Brittany. Yo sé que las cosas salieron mal. Te dije que no era el momento para estar juntos, pero tal vez ahora si lo sea. Es decir, podemos empezar todo de nuevo. Olvidar los rencores, olvidar tus errores, los míos. Y tal vez vivir nuestros sueños juntos. Es decir, tu creces con tu banda y yo con la mía. Pero juntos -. Tomó su mano. La soltó. ¿Qué rayos creía que estaba haciendo?
- Olvídalo -. Brittany se levantó, enfadad y con ganas de romper todo. Pero una mano brusca la sujeto del brazo, obligándola a derramar algo del contenido de la botella.
- Ésto lo dices por que estás borracha.
- Los borrachos nunca mienten -. Se dispuso a seguir, pero la seguía atrapando con fuerza.
- No seas orgullosa, nena. No hace falta que te hagas la difícil conmigo -. Ya fuera de sus cabales, la muchacha se volvió.
- Mira, no sé que te has creído. Si pensabas que después de seis meses en los que ni siquiera hablamos creíste que volvería a tus pies, te equivocas. No voy a mentirte, hiciste de mi vida un infierno. Cuando me dejaste, con la excusa de que no me amabas más, pasé una noche entera llorando. A veces, vencida por el sueño, caía extenuada, pero luego me despertaba y seguía llorando. No pude estar con ningún chico, por que todo me llevaba a ti. Creí que no había nadie mejor que ti, y que nunca conseguiría a otro como tú. Luego te arrepentiste, me besaste. Esa noche, como olvidarla. Pero dijiste que todo había sido un error, que tenías que pensarlo. En ese lapsus, fui la novia perfecta. No me pertenecías, pero yo a ti si. Te había librado de mí, pero yo no de ti. Cuando me dijiste que yo no era lo que tú estabas buscando, te insulté y te odié por el resto de mi vida. Estuve con millones de muchachos, y todos fueron mejores que tú. Y me seguía doliendo el corazón, cuando me enteraba de alguna noticia, y cuando alguien te nombraba tenía que apretar fuertemente mis dientes para no desarmarme, y enterarme que seguías enamorado de tu ex novia, más me pudría el corazón. A decir verdad, todavía te detesto. Te detesto por haberme hecho esto. Por haberme hecho creer que yo tenía la culpa cuando tú fuiste el único insensato, insensible e inmaduro de la relación. Aprendí a que nunca más cambiaría por alguien más, por que vendría el día en que alguien me amaría por como soy. Y lo sigo pensando. Y no cariño, me duele decirlo, pero nunca volveré contigo. Ni siquiera quiero verte. Si fuera mala persona, le pediría a seguridad que te saque de aquí. Y quiero que hagas caso a lo que te dije un tiempo atrás; quiero que desaparezcas de mi vida. Nunca vuelvas a tener la esperanza de que quiera volver contigo, por soy demasiado buena para ti. Me merezco algo mejor -. Y cerrado esto, Brittany entró, y subió las escaleras, marchando a un nuevo futuro lleno de felicidad. La felicidad que tanto merecía.


(Creo que de vez en cuando la ficción es buena para plasmar los sentimientos de la realidad. Isabella es una ficción, pero soy yo. Mi nombre es Florencia, pero soy Isabella. Y todo lo que le pasa a ella es real, pero tal vez la ficción hace que uno no sienta tan propias las cosas. Besos!)
Isabella.

Comments
4 Responses to “ ”
  1. Alba says:

    Me encanta como escribes =)
    sigue así.

  2. Sam ♥ says:

    Aah, el ex es un !#@%&#. Encima tiene el ego por las nubes, y después de romperle el corazón en pedazos ¿quiere volver con ella? Naaah, es un sinvergüenza. Mejor que lo haya rechazado, porque es un completo imbécil, ella se merece algo muchísimo mejor.

  3. sofia says:

    woow me sentí muy identificada..
    porque me pasa que un chico mi ex me dice.."y ya no me registras?" o " te cansaste de mi?"
    Todo para que yo le diga..trato de no registrarte pero no puedo, me canso de tus pelotudeces pero de vos no!
    Yo soy la estúpida que le sigo demostrando que lo quiero!
    Ella hizo muy bien en rechazarlo, ellos no pueden apareces un día asi como si nada y querer cambiar todo y levantar tu ego mientras nosotras le decimos cuanto lo queremos!
    Voy a seguir sus pasos y lo voy a rechazar como lo hizo ella, es una geenia!!:D
    Beesos!, como siempre buenísima tu historia!:D

  4. Keila- says:

    oh fuck, por que me identifique y me gusto tanto tu texto :(?.
    DAaaaaaaa. a los pelotudos de los ex, que vuelven cuando quieren hay qe qemarlos, o decirles "bye bye dearling, you lost me". que en el momento en que ellos esten ahí enfrente nuestro diciendo "qiero volver con vos" nos acordemos de cada lágrima derramada por el estúpido que tenemos enfrente y digamos con todas las fuerzas NO :).

    Que momento glorioso eh! ja. sos una genia escribiendo :).

Leave A Comment

Followers

About Me

Mi foto
Aprendiz de Bruja
Neo-Boheme. Heartbroken poetry soul Scientific name: Slut, biatch, FRIEND. Temporary Anesthesia: Alcohol, Party&Sex (not w a totally unknown) Cure: A new Love (hard to find) Adictions: Sex, Party Talents: Fashion, Music, Sports, Parties Deffects: Scared of Love, unfaithful, bad, mad Hate: Maths, Physics, Bugs, Boring saturday nights Love: Books, Music, Boys Catch Phrases: "I get what I want" or "YES!!" Secret: Heartbreak and deep sadness
Ver todo mi perfil